viernes, 6 de septiembre de 2013

CARTA  A CRISTIAN  I

un pájaro de fuego ¿se quemaría si volara al sol? digo palabras porque estoy hecho de palabras porque no sé decir cosas que no soy y soy palabras le tengo miedo /lo digo con palabras/los miedos se palabran tanto como cobarde tibio arroyo fe/miedo le tengo a soltar la mente a que la casa de la mente se vuelva mi morada más gigante única palabras son artefactos/ arte/facto/ inventados por el hombre hombre es invento de palabra que ha hecho parir hombres y feses y dioses y más palabras para contradecir a las palabras que hace el hombre y al hombre que hacen las palabras apoyo mi mano en tu boca y te robo tu hombre para decir/ser/lo reirlo putearlo morirlo conmigo sin vos ahora te estoy diciendo que le tengo miedo a volar al sol pero estoy hecho de fuego y nací de sol y si me quema soy un fuego más grande/// miedo tapaneurona la puta que te parió morime si querés morime todo pero no me voy a darte aunque me queme como un vampiro de día porque no quiero huir uh porque no quiero ir ¿me prestás tu boca amigo? es sólo hasta que chorree alba un poquito por la muela y después te la devuelvo te la vuelvo de vos mía sida una vez


                                                                              hombre



nazco así de luz que mata si no resucito no puedo decir que hube muerto y morir es haber brillado sabido que la muerte no existe que sólo la imita alguna gente que camina a la sombra


CARTA A CRISTIAN  II

recién vengo de la casa de alejandro. queda todavía en mi ropa aroma a cigarrillo. para ir hasta su casa pasé frente a la catedral. sonaban las campanas. yo pensaba en ese mecanismo de hierro y cuerdas que hace mucho ruido, y la gente lo comprende todo, y cree que atrás de ese ruido está dios y van solemnes como conciencias explicadas ¿cómo se atreven a pensar en dios con las palabras de otros sin usar sombrero y sin notar que, de un momento a otro, puede volárseles la cabeza y salpicarles el cuello de rojo tristeza, de rojo camaleón, de rojo aborto? la gente camina sin paraguas como si no supiera que ya mismo un meteorito o un presidente va a arrancarle con placer el menique de la mano izquierda ¿te diste cuenta que nos sostiene un concepto, que nos ata al mundo un mecanismo biológico mal explicado?¿y los espíritus que nos rondan?¿qué piensan ellos del precio de las papas?¿por qué los padres de la iglesia tuvieron hijos?¿con qué hembra copularon hasta el orgasmo hilarante? yo me llamo mauro, y alguna flexibilidad en mi muñeca me incita a saludar el árbol de la vereda del vecino. es una costumbre altamente ejemplar. lucharé, daré mi vida porque la incluyan en los planes de estudio y los manuales de formación ética. o sea que te mando un abrazo. y se me hace tarde para mirar el pasto como estrellas verdes. de todos modos, sos mi amigo. y eso que a veces llueve en villa maría.




7 comentarios:

  1. Mauro, qué lindas cartas! Leyéndolas noto no sólo la extensión de tu amistad con Cristian sino también tu tocante manera de expresarte sobre las cosas. Abrazos desde Brasil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. garcias, amigo!!! siempre es un placer comunicarme con vos, y me alegra que te hayan gustado las cartas!!!abrazos recibidos ( :

      Eliminar
  2. Amigo Mauro. Usted es algo serio. Felicitaciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. amigo andrés ¿usted es algo serio? felicitas, iones ( :

      Eliminar
  3. Mauro Gracias. No te imaginás, o capaz que si, el embotellamiento de cosas que trajiste al corazón -que eso es recordar, no?- la bocacalle del corazón y la cabeza, qué loco que le pongamos nombres de órganos a las cosas invisibles e indivisibles, ya es loco ponerle nombres, palabras, órganos imaginate. Tantas cosas que no parecen entrar en el poco tiempo que supimos conseguir, podría hacer de carnicero o de alquimista y desmembrar y enumerar todas esas cosas, sería largo y aburrido incluso triste, más vale ponerle una palabra, qué mas podemos ser, sino palabras, ay de nosotros.
    Gracias y amigo y te extraño y espero y verte y pronto.

    ResponderEliminar
  4. ay, qué palabras!!! gracias (la gratitud y la alegría también serán invisibles e indivisibles, pero con gratitud y alegría te digo "gracias!"). qué más podemos hacer, sino palabras. queridos lacan y freud, acá estamos apalabrándolo todo, apalabrándonos todos enteros, signando las cosas y matándolas al signarlas, al nombrarlas, pero, a la vez, haciéndolas nuestras... sí, recordar es traer al corazón, y yo te traigo al corazón y hablo de vos conmigo y con la gente, porque, como un flaco rebeldón nos dijo, "de la abundancia del corazón habla la boca". y es que vos, irrespetuoso de los límites que en apariencia nos ponen el tiempo y el espacio (dos ilusiones que convenimos en llamar necesarias para no perder el sentido), no has dejado de abundar en mi corazón. hay q juntarse un finde!!!

    ResponderEliminar
  5. Claro que si, y ojalá sea pronto!!
    También de la abundancia en el corazón calla la boca.

    ResponderEliminar